Suscripción gratuita
Suscríbase y lo mantendremos informado de las actividades de nuestra Parroquia


¿Acepta HTML?

 

Cómo meditar el Santo Rosario
PDF Imprimir Correo electrónico

 
 

 Mayo 2 del 2012 (Miércoles)Mayo 2 del 2012 (Miércoles)Mayo 2 del 2012 (Miércoles)Mayo 2 del 2012 (Miércoles)Mayo 2 del 2012 (Miércoles)

OBJETIVO

Aprender a meditar los misterios del Santo Rosario y métodos para esta meditación

MOTIVACION

Frente al grupo, poner una mesa, con una imagen de la Virgen, una Biblia y vela(s).

Iniciando esta sección, pueden poner una música de meditación, (por ej. canto gregoriano o música suave sin letra).

Escuchando esta música, pueden tomar unos momentos para relajarse y tranquilizarse. Invitar a las personas a respirar profundamente, y terminar rezando juntos el Ave María, pero de una manera más lenta de lo normal.

PROFUNDIZACION

Introducción:
La meditación no es algo complicado ni difícil. Sin embargo, como cualquier cosa en esta vida, requiere esfuerzo y disciplina.

La meditación y la contemplación son medios para lograr una tranquila aplicación y concentración de la mente, el corazón, y hasta del ser, al acto de meditar. En el caso del Rosario el objeto o materia de la meditación son los Misterios (gozosos, luminosos, dolorosos, o gloriosos). En este estado de concentración, guiado por el Espíritu Santo y por María, puedo entrar en un diálogo con la Palabra de Dios presentada por los misterios y puedo contemplar e identificarme con Cristo, para llegar a estar configurado a Él.

Métodos de la meditación:
No se puede hablar de métodos o técnicas de meditación. Solo son, en realidad, sugerencias para facilitar la mayor atención y concentración, y por eso deben ser sencillas y fáciles de practicar. Recuerda que son ayudas, y que es El Espíritu Santo quien nos enseña a meditar.

ORIENTACIÓN Y PREPARACIÓN

  • Para obtener la atención y concentración deseadas para meditar, la mente tiene que tranquilizarse. Se puede meditar el Rosario en cualquier momento o lugar, pero ayuda mucho estar en un lugar tranquilo. Sería mejor si se meditase frente al Santísimo Sacramento en una iglesia, capilla o en la tranquilidad de su hogar.
  • Muchas veces cuando uno reza el Santo Rosario necesita un espacio para tranquilizarse, calmarse y poder meditar. Empezando el Rosario, rezando el Credo, el Padre Nuestro y las primeras tres Ave Marías, como es costumbre, uno debe relajarse, calmar, soltar tensiones y distracciones.
  • Al mismo tiempo, rezando estas oraciones iniciales es muy impor-tante que uno pida la intercesión de María, y que el Espíritu Santo guíe la meditación, para conocer a Cristo y la voluntad de Dios.

COMENZANDO LA MEDITACIÓN DE LOS MISTERIOS

  • Llegado el primer misterio, se anuncia . Por ejemplo: "El primer misterio gozoso: La Anunciación".
  • Luego es muy importante que se cree un espacio para enfocar el misterio:
    • Al menos, es recomendable, se tome un momento en silencio para fijar la escena y los acontecimientos del misterio en la mente.
    • Es muy beneficioso leer el texto bíblico que corresponde al misterio.
    • También ayuda mucho tener a la vista una imagen o dibujo que representa el misterio. De esta forma puedes mirarla mientras oras.

 

MEDITANDO EL MISTERIO

Comenzando la meditación: el Padre Nuestro y las 10 Ave María que sirven como "música de fondo" que nos ayudan a concentrar y entrar en la meditación. Hay varias maneras de acercarse a esta meditación. Presentamos tres:

  • Suavemente, uno va repasando los acontecimientos de la vida de Jesús y María que el misterio presenta.
  • Dejando que la mente se fije en alguna impresión o acontecimiento específico, uno lo va profundizando. Por ejemplo, en la Anunciación, uno se puede fijar en las palabras de María: "Hágase en mí, según tu palabra", y sigue meditando con ellas toda la decena.
  • Enfócate en una actitud que observas en Jesús o en María: cualquier actitud que sientas importante en ese momento. Por ejemplo, en la Anunciación: la Humildad de Dios que se rebaja para asumir la naturaleza humana.... Reza la decena pensando y contemplando esa actitud.

Este último método es muy recomendable para llegar directamente a una contemplación del rostro y la persona de Cristo por el Rosario, como nos exhorta el Papa Juan Pablo II. Sin embargo cualquier método puede ayudar a esta contemplación. Se espera que, por la meditación diaria, la persona consiga acercarse a Cristo por María, unirse a Él, y configurarse a Él.

CONCENTRACIONES Y DISTRACCIONES

¿Qué debo pensar durante la meditación?
Muchas personas preguntan sobre las distracciones durante la oración y la meditación de los misterios. Para responder a sus preocupaciones, es importante recordar que deseamos que el Espíritu Santo nos guíe durante la meditación. No queremos un tipo de pensamiento rígido, frío, o muerto. Sin embargo, no se trata de pensar en cualquier cosa, sin disciplina ni atención. Es importante, cuando uno se encuentra pensando en cosas que no tienen que ver con la oración, traer la mente al tema del misterio. Al contemplar el misterio, debemos hacer una relación entre éste, nuestra vida diaria y la realidad . Es importante que la persona entienda el misterio y el mensaje de fe que nos deja (la doctrina y la práctica moral). También, en el contexto del misterio, el Espíritu puede ayudar a la persona orante a entender aspectos de su vida. Además, como dice el Santo Padre, esta meditación naturalmente nos conduce a la súplica por otras perso-nas y por las necesidades del mundo. Un buen signo de que el Espíritu Santo nos está guiando, es una experiencia de paz interior: que la persona encuentra conversando con Dios.

El Papa nos pide orar por la familia y por la paz. También por el amor que todos compartimos por el Santo Padre, no dejemos de orar por él y sus intenciones

 

Las promesas, bendiciones y beneficios del Rosario

Las promesas del Rosario
1. Aquellos que recen con enorme fe el Rosario recibirán gracias especiales.
2. Prometo mi protección y las gracias más grandes a aquellos que recen el Rosario.
3. El Rosario es una arma poderosa para no ir al infierno, destruirá los vicios, disminuirá los pecados, y defendernos de las herejías.
4. Se otorgará la virtud y las buenas obras abundarán, se otorgará la piedad de Dios para las almas, rescatará a los corazones de la gente de su amor terrenal y vanidades, y los elevará en su dedeo por las cosas eternas. Las mismas almas se santificarán por este medio.
5. El alma que se encomiende a mi en el Rosario no perecerá.
6. Quien rece el Rosario devotamente, y lleve los misterios como testimonio de vida no conocerá la desdicha. Dios no lo castigará en su justicia, no tendrá una muerte violenta, y si es justo, permanecerá en la gracia de Dios, y tendrá la recompensa de la vida eterna.
7. Aquel que sea verdadero devoto del Rosario no perecerá sin los Sagrados Sacramentos.
8. Aquellos que recen con mucha fe el Santo Rosario en vida y en la hora de su muerte encontrarán la luz de Dios y la plenitud de su gracia, en la hora de la muerte participarán en el paraíso por los méritos de los Santos.
9. Libraré del purgatorio a quienes recen el Rosario devotamente.
10. Los niños devotos al Rosario merecerán un alto grado de Gloria en el cielo.
11. Obtendrán todo lo que me pidan mediante el Rosario.
12. Aquellos que propaguen mi Rosario serán asistidos por mí en sus necesidades.
13. Mi hijo me ha concedido que todo aquel que se encomiende a mi al rezar el Rosario tendrá como intercesores a toda la corte celestial en vida y a la hora de la muerte.
14. Son mis niños aquellos que recitan el Rosario, y hermanos y hermanas de mi único hijo, Jesucristo.
15. La devoción a mi Rosario es una gran señal de profecía.


Bendiciones del Rosario
1. Los pecadores son perdonados.
2. Las almas sedientas son refrescadas.
3. Aquellos que son soberbios encuentran la sencillez.
4. Aquellos que sufren encontrarán consuelo.
5. Aquellos que estan intranquilos encontrarán paz.
6. Los pobres encontrarán paz.
7. Los religiosos son reformados.
8. Los vivos aprenderán a sobrepasar el orgullo.
9. Los muertos (las almas santas) aliviarán sus dolores por privilegios.

 


Los beneficios del Rosario
1. Nos otorga gradualmente un conocimiento completo de Jesucristo.
2. Purifica nuestras almas, lavando nuestras culpas.
3. Nos da la victoria sobre nuestros enemigos.
4. Nos facilita practicar la virtud.
5. Nos enciende el amor a Nuestro Señor.
6. Nos enriquece con gracias y méritos.
7. Nos provee con lo necesario para pagar nuestras deudas a Dios y a nuestros familiares cercanos, y finalmente, se obtiene toda clase de gracia de nuestro Dios todopoderoso.


 

FRUTOS QUE PODEMOS PEDIR A MARÍA MEDIADORA DE TODAS LAS GRACIAS EN CADA MISTERIO

 

MISTERIOS DE GOZO

EL FRUTO DEL MISTERIO: LA HUMILDAD

EL FRUTO DEL MISTERIO: EL AMOR AL PRÓJIMO

EL FRUTO DEL MISTERIO: LA POBREZA

EL FRUTO DEL MISTERIO: LA OBEDIENCIA

EL FRUTO DEL MISTERIO: EL GOZO DE ENCONTRAR A  JESÚS.

 

MISTERIOS DE LUZ

EL FRUTO DEL MISTERIO: LA HUMILDAD

EL FRUTO DEL MISTERIO: LA INTERMEDIACIÓN DE MARIA.

EL  FRUTO DEL MISTERIO:LA ESPERANZA

EL FRUTO DEL MISTERIO: LA FE

EL FRUTO DEL MISTERIO: LA CONFIANZA EN DIOS

 

MISTERIOS DE DOLOR

EL FRUTO DEL MISTERIO: DOLOR POR EL PECADO

EL FRUTO DEL MISTERIO: LA PUREZA

EL FRUTO DEL MISTERIO: EL VALOR

EL FRUTO DEL MISTERIO: LA PACIENCIA

EL FRUTO DEL MISTERIO: LA PERSEVERANCIA

 

MISTERIOS DE GLORIA

EL FRUTO DEL MISTERIO: LA FE

EL FRUTO DEL MISTERIO: LA ESPERANZA

EL FRUTO DEL MISTERIO: EL AMOR A DIOS

EL FRUTO DEL MISTERIO: LA GRACIA DE LA PERSEVERANCIA FINAL Y DE  UNA MUERTE FELIZ.

EL FRUTO DEL MISTERIO: LA CONFIANZA EN LA INTERCESIÓN DE MARIA MEDIADORA